miércoles, 5 de octubre de 2016

Cáncer Cervico Uterino


En México, el cáncer de cervix o cervical provoca mas de 4000 muertes al año. Esta cifra tan alta se debe no solo a que este tipo de cáncer es el de mayor incidencia, sino también a que, por desgracia, el mal se detecta en etapas invasivas en la mayoría (el tipo invasivo puede causar sangrado vaginal inusitado, flujo acuoso y dolor pélvico profundo; pero cuando es in situ, es asintomático).
El cáncer cervical se desarrolla comúnmente entre los 40 y los 55 años. Se desconoce la causa precisa, pero entre los factores que se asocian con un mayor riesgo están tener relaciones sexuales antes de los 18 años y tener muchas parejas sexuales; contraer verrugas genitales y el tabaquismo. Algunos estudios también señalan el uso de anticonceptivos orales aumentan el riesgo; otros apuntan también a una deficiencia del ácido fólico.

Estudios y procedimientos de diagnostico.

La mejor manera de detectarlo en su etapa incipiente es por medio de un papanicolau, examen al que todas las mujeres deben someterse por lo menos una vez al año, y con mayor frecuencia si presentan alguno de los factores de alto riesgo citados.
En el papanicolau, se toma una muestra de células del cuello uterino y se envía al laboratorio para su análisis.
Si se detectan células anormales, por lo general se realiza una colposcopia para localizar el sitio de las células anormales y practicar una biopsia. Se toman fragmentos del cuello para someterlos a estudio por un patólogo, quien determinara si las células muestran cambios en el tejido que puedan convertirse en carcinomas in situ o en un cáncer mas invasivo.


LAS CUATRO ETAPAS DEL CÁNCER CERVICAL:

  • Etapa 0.- Carcinoma preinvasivo in situ (100% sobrevive 5 años).
  • Etapa 1.- Cáncer limitado al cuello uterino (85% sobrevive 5 años).
  • Etapa 2.- El cáncer se extiende al tercio superior de la vagina o al tejido que rodea al útero (parametrio) (de 50 a 60% sobrevive 5 años.)
  • Etapa 3.- El cáncer abarca la vagina o la pared lateral pélvica, o ambas, y tal ves los riñones (30% sobrevive 5 años)
  • Etapa 4.- El cáncer se extiende más allá de los órganos pélvicos, abarca la vejiga o el recto, o hace metástasis en órganos distantes, con frecuencia los pulmones, el hígado y a veces los huesos (el 10% sobrevive 5 años).
En las etapas 3 y 4, el cáncer también incluye los ganglios linfáticos en 50% o más de los pacientes, con lo cual aumentan las posibilidades de diseminación a zonas alejadas.

Tratamientos médicos.

Algunos casos de displasia leve no se tratan; solo se realizan exámenes físicos y de papanicolau con mayor frecuencia. Por lo general se destruye el tejido anormal mediante el uso de las siguientes técnicas: Cirugía (una técnica de congelación), electrocauterización, o cirugía láser.
El tratamiento depende de la etapa en que se encuentre la enfermedad. El carcinoma in situ a veces se trata con conización. En otros casos, se puede recomendar radioterapia o histerectomia en especial si la mujer ha tenido los hijos que deseaba o si ya paso la menopausia.
Cuando el cáncer cervical está más extendido, casi siempre se requiere cirugía, por lo general una histerectomia radical. Después de ésta se puede aplicar radioterapia.

0 comentarios:

Publicar un comentario